Skip to content
Reorganiza

Transforma tu hogar con el método KonMari: Consejos prácticos para empezar

31 de mayo de 2024
Marie Kondo consejos prácticos

El método KonMari, creado por la experta en organización Marie Kondo, se ha convertido en una tendencia mundial debido a su enfoque único y emocionalmente liberador para la organización del hogar. A través de sus libros y su serie en Netflix, Kondo ha ayudado a millones de personas a transformar sus hogares y sus vidas mediante el arte del orden. En este texto, exploraremos en profundidad el método KonMari, sus principios fundamentales y cómo aplicarlo de manera efectiva en tu hogar. También proporcionaremos ejemplos prácticos y referencias para ayudarte a comenzar tu propio viaje hacia un espacio más ordenado y armonioso.

Principios fundamentales del método KonMari

Antes de sumergirnos en los pasos específicos del método KonMari, es crucial comprender los principios fundamentales que lo sustentan. Estos principios no solo guían el proceso de organización, sino que también fomentan una mentalidad más consciente y apreciativa hacia nuestras posesiones.

1. Enfocarse en lo que despierta alegría

enfocarse en lo que da alegría

El principio central del método KonMari es conservar únicamente aquellos objetos que «despierten alegría». Marie Kondo sugiere tomar cada objeto en las manos y preguntarse si realmente te hace feliz. Si la respuesta es afirmativa, se guarda; si no, se agradece al objeto por su servicio y se descarta.

2. Organizar por categorías, no por ubicaciones

organizar por categorías

A diferencia de otros métodos de organización que abordan cada habitación por separado, el método KonMari sugiere organizar por categorías (ropa, libros, papeles, komono (objetos varios) y objetos sentimentales) en un orden específico. Esto evita duplicaciones y permite una visión más clara de la cantidad de objetos que posees.

3. Seguir un orden específico

El proceso KonMari sigue un orden específico: ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales. Este orden está diseñado para ayudarte a afinar tu sentido de lo que te trae alegría, comenzando con categorías más fáciles y avanzando hacia las más desafiantes.

4. Despedirse de los objetos con gratitud

Deshacerse de objetos puede ser emocionalmente difícil. Marie Kondo recomienda agradecer a cada objeto por su servicio antes de dejarlo ir. Esta práctica fomenta una actitud de gratitud y facilita el desapego.

5. Crear un hogar para cada objeto

Una vez que has decidido qué objetos conservar, cada uno debe tener un lugar designado. Esto no solo facilita mantener el orden, sino que también asegura que siempre sepas dónde encontrar cada cosa.

Preparativos antes de comenzar

Antes de iniciar el proceso de organización con el método KonMari, es esencial prepararse adecuadamente. Aquí hay algunos pasos para asegurarte de que estás listo para comenzar.

1. Comprometerse con el proceso

El método KonMari requiere tiempo y esfuerzo. Es importante comprometerse plenamente con el proceso y estar preparado para dedicar varias horas o incluso días a la organización.

2. Establecer metas claras

Define claramente tus metas y expectativas para el proceso de organización. ¿Qué esperas lograr? ¿Cómo te gustaría que se vea tu hogar al final del proceso? Tener una visión clara te ayudará a mantener la motivación.

3. Reunir los materiales necesarios

Asegúrate de tener a mano todo lo que necesitarás durante el proceso, como bolsas para donar o desechar objetos, cajas para almacenar, y materiales de limpieza.

4. Crear un ambiente adecuado

Selecciona un momento en el que puedas trabajar sin interrupciones y crea un ambiente tranquilo y positivo. Escuchar música relajante o encender velas puede ayudar a establecer el tono adecuado.

Paso a paso con el método KonMari

Ahora que comprendes los principios fundamentales y te has preparado adecuadamente, es hora de comenzar el proceso de organización. A continuación, detallamos cada paso del método KonMari, proporcionando ejemplos prácticos y consejos útiles para cada categoría.

Ropa

Incluye todo tipo de ropa:

  • Parte superior (camisetas, blusas, suéteres)
  • Parte inferior (pantalones, faldas)
  • Ropa colgada (abrigos, chaquetas)
  • Calcetines
  • Ropa interior
  • Bolsos y accesorios
  • Ropa de casa y pijamas
  • Zapatos

Proceso:

  • Reúne toda tu ropa en un solo lugar: Vacía tus armarios y cajones, y coloca toda tu ropa en una pila. Esto te permitirá ver la cantidad total de ropa que posees.
  • Toma cada prenda y pregúntate si te trae alegría: Sostén cada prenda y evalúa si realmente te hace feliz. Si es así, consérvala; si no, agradécele y deséchala.
  • Dobla y organiza: Marie Kondo recomienda un método de doblado vertical que ahorra espacio y facilita la visualización de todas las prendas. Coloca la ropa doblada en cajones y cuelga la ropa restante en tu armario.

Ejemplo práctico:

Supongamos que tienes un armario lleno de ropa, pero solo usas el 30% de ella regularmente. Al aplicar el método KonMari, podrías descubrir que muchas de tus prendas ya no te traen alegría y solo están ocupando espacio. Después de agradecer y desechar estas prendas, podrías reorganizar tu armario de manera que solo contenga la ropa que realmente amas, haciendo que cada día elegir qué ponerte sea una experiencia más agradable y libre de estrés.

Libros

Incluye los siguientes tipos de libros:

  • Libros de referencia (diccionarios, manuales)
  • Libros prácticos (cocina, salud)
  • Lecturas generales (novelas, ensayos)
  • Revistas

Proceso:

  • Reúne todos tus libros en un solo lugar: Despeja tus estanterías y coloca todos tus libros en una pila.
  • Toma cada libro y pregúntate si te trae alegría: Sostén cada libro y evalúa si realmente te hace feliz o si tiene un propósito claro en tu vida actual.
  • Organiza los libros restantes: Coloca los libros que conserves de manera ordenada en tus estanterías, agrupándolos por subcategorías si es necesario.

Ejemplo práctico:

Imagina que tienes una estantería llena de libros que compraste hace años pero nunca has leído. Al aplicar el método KonMari, podrías darte cuenta de que muchos de estos libros ya no te interesan o no te traen alegría. Después de agradecer y desechar estos libros, podrías reorganizar tu estantería para que solo contenga tus libros favoritos o aquellos que planeas leer pronto, creando un espacio más organizado y agradable para la lectura.

Papeles

Los podemos categorizar en los siguientes puntos:

  • Papeles que necesitan atención (facturas, correspondencia)
  • Papeles que necesitan ser guardados temporalmente (documentos de trabajo)
  • Papeles que necesitan ser guardados indefinidamente (contratos, certificados)

Proceso:

  • Reúne todos tus papeles en un solo lugar: Vacía tus cajones, escritorios y cualquier otro lugar donde almacenes papeles.
  • Clasifica los papeles en las subcategorías mencionadas: Deshecha los papeles que no necesites y organiza los restantes en carpetas claramente etiquetadas.
  • Establece un sistema de archivo: Utiliza archivadores o cajas de almacenamiento para guardar los papeles a largo plazo, y crea bandejas de entrada y salida para los papeles que requieren acción.

Ejemplo práctico:

Supongamos que tu escritorio está cubierto de montones de papeles, desde recibos antiguos hasta correspondencia reciente. Al aplicar el método KonMari, podrías desechar todos los papeles innecesarios y archivar los documentos importantes en carpetas etiquetadas. Este sistema no solo despejará tu espacio de trabajo, sino que también facilitará encontrar documentos importantes cuando los necesites.

Komono (objetos varios)

Se incluyen los siguientes tipos:

  • Cocina (utensilios, vajilla)
  • Baño (productos de cuidado personal)
  • Oficina (suministros de oficina)
  • Electrónica (gadgets, cables)
  • Misceláneos (juguetes, hobbies)

Proceso:

  • Reúne los objetos de cada subcategoría en un solo lugar: Trabaja en una subcategoría a la vez para evitar sentirte abrumado.
  • Evalúa cada objeto según si te trae alegría o es funcional: Deshecha los objetos que no cumplan con estos criterios.
  • Organiza los objetos restantes: Utiliza contenedores, cajas y estanterías para mantener los objetos organizados y fácilmente accesibles.

Ejemplo práctico:

Imagina que tu cocina está llena de utensilios y aparatos que rara vez usas. Al aplicar el método KonMari, podrías desechar los gadgets innecesarios y organizar los utensilios que realmente usas de manera que sean fácilmente accesibles. Esto no solo mejorará la funcionalidad de tu cocina, sino que también hará que cocinar sea una experiencia más placentera y eficiente.

Objetos sentimentales

Puede incluir los siguientes objetos:

  • Fotos
  • Cartas y postales
  • Recuerdos (souvenirs, regalos)

Proceso:

  • Reúne todos tus objetos sentimentales en un solo lugar: Este paso puede ser emocionalmente desafiante, así que tómate tu tiempo.
  • Evalúa cada objeto según si te trae alegría: Mantén solo aquellos objetos que realmente te hagan feliz y tengan un significado especial.
  • Organiza y muestra los objetos restantes: Encuentra maneras de exhibir tus recuerdos de forma que puedas disfrutarlos regularmente, como en álbumes de fotos o vitrinas.

Ejemplo práctico:

Supongamos que tienes una caja llena de recuerdos y fotos antiguas que nunca miras. Al aplicar el método KonMari, podrías seleccionar las fotos y recuerdos que realmente te traen alegría y organizar estos en álbumes o marcos. De esta manera, puedes disfrutar de tus recuerdos más queridos en lugar de tenerlos escondidos en una caja.

Consejos adicionales y referencias

Para ayudarte a tener éxito con el método KonMari, aquí tienes algunos consejos adicionales y recursos recomendados:

No te rindas

El proceso de organización puede ser largo y a veces abrumador. Es importante mantener la motivación y recordar por qué comenzaste. Tómate descansos cuando lo necesites, pero vuelve al proceso con determinación.

Involucra a la familia

Involucrar a los miembros de tu familia en el proceso de organización no solo distribuye la carga de trabajo, sino que también fomenta hábitos de orden y responsabilidad compartida.

Utiliza contenedores y organizadores

Invertir en contenedores y organizadores de calidad puede hacer una gran diferencia en la forma en que almacenas y mantienes tus objetos. Opta por soluciones que sean tanto funcionales como estéticamente agradables.

Revisa periódicamente

Una vez que hayas completado el proceso de organización, es importante revisar y ajustar tu sistema periódicamente. Esto asegura que el orden se mantenga a largo plazo.

Disfruta del proceso

Recuerda que el objetivo del método KonMari es crear un hogar que te haga feliz. Disfruta del proceso de deshacerte de lo innecesario y celebra cada pequeño logro.

Referencias

  1. Kondo, M. (2014). La magia del orden. Editorial Aguilar.
  2. Kondo, M. (2016). La felicidad después del orden. Editorial Aguilar.
  3. Marie Kondo’s Official Website